La Xunta anima a empresas y particulares a participar en la segunda consulta pública al mercado del proyecto ‘Aldeas inteligentes, soluciones de futuro para aldeas sostenibles’

La directora general de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural, Inés Santé, preside la jornada de presentación de las fichas de avance para los retos del Proxecto Aldeas Intelixentes.
La directora general de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural presidió el acto que tuvo lugar en la Cidade da Cultura. En la primera consulta preliminar, 124 pymes y 44 corporaciones presentaron un total de 168 propuestas con las que dar respuesta a uno a varios de los retos propuestos por la Consellería de Medio Rural. Inés Santé instó ahora a remitir proyectos para avanzar en la gestión inteligente de servicios, en la valorización de productos agroalimentarios, en las decisiones para actividades agrarias o en un sistema energético integral.

La Xunta lanzó hoy la segunda consulta pública al comprado del proyecto “Aldeas inteligentes, soluciones de futuro para aldeas sostenibles”. El acto -que estuvo presidido por la directora general de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural, Inés Santé- sucede a la primera consulta preliminar llevada a cabo en noviembre pasado, que se saldó con la presentación de 168 propuestas por parte de 124 pymes y 44 corporaciones para dar respuesta a uno a varios de los retos propuestos por la Consellería de Medio Rural.

En concreto, según recordó la directora general, las iniciativas presentadas respondían a los retos de implementar servicios digitales rurales, soluciones tecnológicas para la bioeconomía, la sostenibilidad y economía circular de la producción agraria y la mejora del núcleo rural de las aldeas modelo con más formación, innovación y cultura empresarial. Una vez recibidas todas las iniciativas, la Agencia Gallega de Desarrollo Rural seleccionó las que mejor se adecuaban a los retos establecidos, generando nuevos objetivos más específicos que ahora hace falta desarrollar.

De ahí surge la convocatoria de esta segunda consulta pública, según apuntó Inés Santé, para establecer posibles casos de uso y, en su caso, añadir nuevas funcionalidades que den respuesta a las finalidades recogidas en la convocatoria, con motivo de crear una red de aldeas modelo en la que se potencien los grandes valores de las áreas rurales, proporcionando a los agentes locales las herramientas necesarias para aprovechar su potencial y así contribuir a grandes retos como la seguridad alimentaria, la fijación de población o la lucha contra el cambio climático.

Así, la directora general animó a la presentación de nuevas propuestas, que podrán ser enviadas por cualquiera persona física o jurídica, con independencia de si remitieron ideas con anterioridad. En concreto, los retos que se marcan ahora son desarrollar una plataforma inteligente para la gestión de servicios en el ámbito local y otra para la trazabilidad y la valorización de productos agroalimentarios y subprodutos de las aldeas modelo. También se apuesta por implementar un sistema de ayuda a la decisión para actividades agrarias en estas aldeas y por una estrategia energética integral para todas estas figuras, entre otros aspectos.

Poniendo en valor que la Xunta ya tiene aprobadas 19 aldeas modelo que suman más de 600 hectáreas y 8.500 parcelas de más de 2.190 vecinos, la directora general de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural concluyó refiriéndose a estas iniciativas como el germen del futuro rural, donde habrá -dijo- más oportunidades y un porvenir sostenible para las próximas generaciones.

Cabe añadir que la iniciativa “Aldeas inteligentes, soluciones de futuro para aldeas sostenibles”, que se enmarca en la Estrategia Galicia Digital 2030 y en el programa territorio inteligente que impulsa la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia, cuenta con un presupuesto inicial superior a los 5 millones de euros de fondos propios de la Xunta, que se espera poder ampliar con otras fuentes de financiación vinculadas a Next Generation UE o al programa FID del Ministerio de Ciencia e Innovación para conseguir un presupuesto global próximo a los 15 millones de euros.